<p id="v8m8242"></p>

          <font id="v8m8242"><ol id="v8m8242"></ol></font>
          <i id="v8m8242"></i>

            <i id="v8m8242"></i><font id="v8m8242"><del id="v8m8242"><track id="v8m8242"></track></del></font><delect id="v8m8242"><option id="v8m8242"><small id="v8m8242"></small></option></delect>


            Abr 21 2020

            KUADERNO DE BITáCORA Kap. 31

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 11:48

            Cuaderno de Bitácora 20 de abril.

            Desde que empezó toda esta enorme crisis, no han hecho más que aflorar las miserias y precariedades que sostienen este planeta, esta Europa, este país, y esta Comunidad de Madrid en la que vivo, por ende capital de Espa?a y epicentro de desastrosas decisiones políticas cuyas consecuencias sufrimos ahora.
            Somos muchas las que a lo largo de estos a?os, yo, desde que tengo memoria, nos hemos revelado contra el sistema a través de manifestaciones, concentraciones, huelgas y forma de vivir: contra la OTAN, contra el tratado de Maastricht, la globalización, contra las guerras de Irak, los recortes, las corrupciones políticas, los desahucios, la monarquía, el cambio climático, las violencias machistas, el maltrato animal. Todo un poliedro de reivindicaciones del que ahora me acuerdo cada día. La ciudadanía superviviente al virus se enfrenta económica y mentalmente desarmada a: contratos precarios, intermitentes, economía sumergida, autónomos y pymes sobreviviendo a duras penas al ataque de las multinacionales. Individualismo, desafección y el conformismo de la ciudadanía. A lo que se suman las instituciones y sectores estratégicos públicos que fueron privatizados o vendidos.
            La Tierra ha dicho BASTA. Si conseguimos controlar la pandemia y salvar la vida, no creo que tengamos otra oportunidad de revertir la situación. Tomar conciencia y armamento ideológico colectivo para eliminar lo que no necesitamos y apostar firmemente por lo que sí.
            En esta guerra contra el coronavirus ha quedado muy claro qué instituciones no han hablado de renunciar a sus privilegios y presupuestos y además permanecen en ofensivo silencio (casi mejor). Podemos prescindir de instituciones como la monarquía, la Iglesia (allá cada una con su fe), armamento (sí, sigo esperando desde la infancia a que nos invada Marruecos) o grandes centros comerciales que abren 24/7.
            Podríamos intentar hacer realidad el “descabellado” proyecto de hacer cumplir los Derechos Humanos, empezando por nosotr@s mism@s. Hacer de la necesidad lo prioritario: investigación, sanidad, educación, cultura y respeto a la Tierra y a todos sus elementos. Al ritmo que vamos de destrucción, no nos queda mucho tiempo. No pienso renunciar a luchar por esta Utopía.
            ?Venceremos!


            Abr 20 2020

            KUADERNO DE BITáCORA KAP.30

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:44

            Cuaderno de Bitácora 19 de abril.
            Relato y dibujo número 30.

            Después de trabajar todo el fin de semana en otra planta que no es la mía habitual, donde me he sentido muy bien acogida por el personal, puedo decir que no sé cómo a lo largo de estos últimos cinco a?os de currar en la misma planta, descubro que hay ciertas bases que he asentado entre la tropa sanitaria, y que ahora me asombra descubrir que en esta planta que no es la mía, la gente tiene normalizadas cosas que no tolero (aunque me he mantenido prudentemente callada, salvo para decir que necesitamos una huelga en la Sanidad cuando rescindan los nuevos contratos firmados para frenar el Covid, porque a ver cómo nos ponemos a mejorar la calidad y las listas de espera inmensas generadas por el parón de la guerra contra el virus, si vamos a ser l@ mism@s de antes…).
            Por ejemplo, en esta planta de hospitalización la sala de estar de enfermería, se haya presidida por un crucifijo y un gran póster de una virgen que igual es la patrona de Madrid y todo, pero en absoluto me parece aceptable que en la era de las tecnologías y mucho menos en la del Covid-19, ese tipo de elementos religiosos puedan tener cabida en una institución pública consagrada a las ciencias de la salud. Mis compas de fatigas diarias, profesionales de la sanidad del 12 de Octubre lo saben muy bien, ya me conocen: que la “procesión” se lleva por dentro y la “profesión” por fuera.
            Así como tampoco tolero que en mi presencia, se hagan comentarios racistas, clasistas o estigmatizantes del tipo: “la Panchi de la cama 2…”, “…ahora mucho quejarse el de la 9, que se lo hubiera pensado mejor antes tirarse por la terraza” o ya el colmo y más en tiempos del Coronavirus la expresión que me fascina: “?Cuidado, tiene VIH!”. Desde supervisión a pinche de cocina saben de mi discurso de clase. Es lo bueno de la coherencia.
            Me preocupa mucho que se estén relajando algunas medidas de seguridad hospitalaria, como declarar y abrir “Plantas limpias” sin haberse asegurado de que quienes estamos trabajando ahí, también estemos limpias de Covid. Yo no he usado ningún EPI este fin de semana, porque no nos los han distribuido, directamente. Solo he usado mascarilla quirúrgica, bata y guantes, y he de decir que he tratado con pacientes trasplantados. O viceversa; tratar a pacientes presuntamente sin la enfermedad, pero que finalmente han sido trasladados por neumonía bilateral.
            Disminuyen los ingresos por Covid, disminuye la cifra de fallecidos y se va a marchas forzadas hacia la “normalidad”. Este virus, nos tiene desconcertadas.
            No me rindo, en ningún sentido.
            ?Venceremos!


            Abr 19 2020

            KUADERNO DE BITáGORA Kap. 29

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:57

            Cuaderno de Bitácora 18 de abril. Nostalgia máxima, y hoy suena Bach en mi cabeza (BWM 1052R).

            Cuando esto acabe, no sabré por dónde empezar a dar abrazos. Ni yo, ni nadie.
            Tod@s l@s prisioner@s necesitan saber la duración de su condena, por eso, entre otras cosas, estoy en contra de la pena de muerte. Para todo ser humano, es vital saber que por muy grande que sea el castigo, este termina caducando, alcanzamos la meta, la victoria, el descanso. Qué contrasentido es que esa similar angustia recuerdo yo haberla experimentado durante mis dos partos, ?cuánto quedaba para terminar el sufrimiento? Tres, cuatro, cinco horas… sólo quería saber cuánto quedaba. Ahora nos empieza a pasar eso.
            Nunca pensamos que una cosa así sucediera de verdad, incluso era remotamente más posible que hubiera un enfrentamiento armado que cambiara el rumbo de nuestro devenir, que una pandemia a escala planetaria. Estamos pres@s en casa y sin fecha para recuperar la libertad. Qué paradoja que quienes seguimos trabajando, el único contacto humano aunque distante día tras día, desde el comienzo de la guerra contra el Covid, sea el de las compa?eras de trabajo.
            Aunque sabemos que Rajoy y otros ridículos seres análogos se han saltado el confinamiento, creo que el resto de gente, mi gente (ampliamente hablando), lo está llevando con resignación, obediente sumisión y ejemplaridad, conscientes de que sólo la VALIENTE SOLIDARIDAD, hará que algún día terminen los contagios. Pero es desgarrador el sacrificio de no poder abrazar a l@s nuestr@s. Cuántas familias separadas, padres, madres e hij@s, herman@s, parejas. Conozco casos de parejas separadas por varias provincias y Comunidades: Castilla y León-Andalucía, Málaga-Madrid, Valencia-Tarragona, Soria-Mijas Costa…
            Nosotr@s, las de la VALIENTE SOLIDARIDAD (no como los yanquis, que se manifiestan por el fin del confinamiento, aunque al final no quede nadie en pie), cuando esto acabe, quienes escribimos, dibujamos y leemos este Cuaderno de Bitácora, correremos en primer lugar a abrazar a nuestra gente, a tejer redes de apoyo mutuo, a comernos y cambiar este mundo, porque ya hemos comprobado que lo de transformar el sistema que nos envenena, es cuestión de vida o muerte.
            Yo, cuando esto acabe, iré en dominó conquistando territorios: reencuentro con padres, hermanas, sobrinas, camaradas, compas, amig@s… Entre tanto prepararé el tan anhelado encuentro contigo, tan lejísimos ahora y tan sumamente cerca cada día. ?Porque somos Fuertes, Enormes y estamos VIV@S!
            Para ti, que al final resultaste ser el amor de mi vida.
            ?Venceremos!


            Abr 18 2020

            KUADERNO DE BITáCORA Kap. 28

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:48

            Cuaderno de Bitácora 17 de abril

            Y de repente, ocurren una vez más, cosas nunca antes conocidas para l@s trabajador@s del Hospital 12 de Octubre. Ayer trasladaron a otras plantas a los pocos pacientes Covid, supongo que los han reagrupado. La dirección se puso en contacto con el personal de las plantas que pasarán a ser “limpias” para que no fuera nadie a trabajar en el turno de noche. Solo Ana, Conchi, Elena y la supervisora cubrirían el turno de ma?ana, es decir, cuatro personas de las once o doce que solemos ser, para recoger un poco los bártulos, y nadie de las futuras plantas limpias volverá hasta el martes, así al menos ha sido el comunicado que hemos recibido el personal de nuestra planta. Yo en concreto estaré ubicada este fin de semana en una tranquila planta del hospital que desconozco por completo, y que nunca fue Covid, a la mayoría de las compas les han dado días libres. Yo los disfrutaré a posteriori, y me tomaré este cambio puntual a modo de experiencia. La UME efectivamente ha desinfectado, y como es tan irritante para las mucosas, han tomado la sabia decisión de mandarnos lejos. Ha sido todo tan precipitado, que no sé qué habrá pasado con mi taza, mi lata de Nesquik, mis cápsulas de café, mi bolsa de aseo, mi chaqueta…vamos, como si me pasara la vida allí.
            Cuando empezó esta guerra intenté tener serenidad, y así me he mantenido. Pero antes de pasar una semana de contienda, noté que algo no iba bien: no podía dormir por las noches. Las consecuencias de llevar puestos los EPIs o pseudo EPIs horas y horas, sudar a mares, ver cómo caían las compa?eras una tras otra, estrés, desinformación, improvisación ante semejante amenaza, y lo peor, ver tanta gente morir, para esto último no hay preparación, nadie puede asumir que donde tu trabajas mueran por Coronavirus en 24 horas 50, 100 ó 150 personas, y todo ese tornado en mi cuerpo y corazón, me impedía descansar por las noches. Pedí ayuda a salud mental del hospital que puso a disposición del personal un número de teléfono, y la atención fue inmediata. Un psicólogo me dio tranquilidad y unas pautas, y posteriormente una psiquiatra me recetó pastillas para dormir. Porque como la psiquiatra dijo, para seguir adelante tengo que descansar. Así que mi enhorabuena al servicio de salud mental del hospital 12 de octubre por la rápida iniciativa y hacer lo posible por cuidar de esa parte del ser humano que suele estar en segundo plano.
            Pdt de última hora: las mascarillas FFP2 de la marca Garra Galaxy, o sea, las medio buenas, que hemos estado usando con toda confianza, y reciclando porque duraban 10 horas, han sido retiradas por orden ministerial por no cumplir con los criterios de seguridad establecidos.
            ?Ay omá!, seguro que tengo una genética muy buena en lo que a defensas se refiere.
            ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla
            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Abr 17 2020

            KUADERNO DE BITáGORA KAP.27

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:35

            Cuaderno de Bitácora 16 de abril

            A la llegada al hospital a las 7:35, vi por el pasillo de la Urgencia la silueta de mi amiga y compa?era Gema, a la que hacía tiempo que no me encontraba. Apunto hemos estado de abrazarnos, fruto de la alegría de comprobar que seguimos sanas y nuestras familias también. Me dice que mi Carol, recuperada al fin del Covid, se incorpora esta noche tras haber estado muy malita en la soledad de su casa, sin familia alguna que le reconfortara con amor.
            También se incorporan a partir de ma?ana Alba e Ysabel, que sucumbieron frente al primer encuentro con el coranavirus. Otras tantas siguen convalecientes.
            Parece, solo parece, que muy lentamente el virus va replegando su artillería pesada, y las plantas se van vaciando de contagiados porque o bien se han ido de alta o han dejado de ser y estar.
            La dirección del hospital nos plantea, aunque de manera ambigua e imprecisa (en ningún momento del proceso ha habido precisión), que algunas plantas van a volver a llenarse de los habituales pacientes, que va a venir a desinfectar la UME, pero unas plantas seguirán siendo Covid, y otras no.
            Tengo la impresión de que se vuelve a subestimar el poder infectivo de este patógeno, creo que este bicho aún no sabe leer y no se va a detener porque retiren el cartel de “planta Covid” y pase a llamarse Traumatología, por ejemplo. Yo desde luego no pienso bajar la guardia, porque si tenemos otra gran incertidumbre entre el personal, es la de si nos vamos a contagiar, si ya lo estamos o lo hemos pasado asintomáticas. Por lo tanto, ?quién nos dice que no somos vehículo de transmisión para nuevos pacientes no infectados?
            Hoy me llega la noticia de que Lola, una compa?era de Mallorca, ha vuelto a la vida tras haberse cruzado con el virus. Ha pasado semanas durísimas en la UCI y felizmente ya está en planta. Realmente la totalidad de los aplausos deben ir para personas como Lola. Ella ha sobrevivido. Como sobrevivió a los recortes en sanidad, a la congelación salarial de los funcionarios, a la privatización, a la subida de horario laboral, y a todas las humillaciones que en los a?os de Gobierno del PP quiso someter a la Marea Blanca, sin olvidar el detonante que supuso la Ley 15/97 para la habilitación de “nuevas formas de gestión” que fue aprobada por PP y PSOE y cuya derogación también pedíamos en las manifestaciones. Ha sobrevivido a pesar de todas esas formas de alimentar la precariedad laboral y ciudadana de uno de los pilares fundamentales que sostienen el mal llamado Estado de Bienestar, que es nada menos que la SANIDAD.
            Para Lola, que venció. Y para las que siguen luchando:
            ?Venceremos!


            Abr 16 2020

            KUADERNO DE BITáGORA Kap. 26

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:09

            Cuaderno de Bitácora 15 de abril

            Puede decirse que la situación hospitalaria va a mejor, aunque hoy me tocó despedir a Juana, cerrarle los ojos para siempre a quien apenas he conocido: “Lo siento Juana, siento mucho ser yo quien esté a aquí contigo y no un ser querido tuyo”, le digo de corazón en voz alta, junto a una compa?era auxiliar venida de Orihuela que era el primer día que trabajaba, y me ha mirado con extra?eza, pero a ver, es la enésima vez que me toca vivir semejante situación, le explico con la mirada. He guardado las dos alianzas de Juana en una bolsita para entregarle a la familia, supongo que una de los dos que portaba en el anular era la de su marido. Y a reglón seguido me he preguntado si Juana habría sido feliz en su vida, quiero pensar que sí.
            Tengo compa?eras que desde el Estado de alarma cuando libran, están deseando volver a trabajar porque no aguantan la tensión que viven en casa con su pareja, han comprobado que ellos no soportan a l@s ni?@s, y los gritos que se diluían con el discurrir de la cotidianidad, ahora se han acentuado, y creen que de este encierro saldrá un divorcio. Sí es así, igual el balance es positivo y el confinamiento no ha hecho más que acelerar el desenlace matrimonial de su muerte anunciada.
            Hace poco más de un mes estábamos celebrando el reivindicativo 8 de Marzo (ese mismo Día de la Mujer trabajadora “causante por supuesto, de la pandemia mundial y de la catástrofe económica que se nos avecina”). La lucha feminista había hecho que avanzáramos algo, habíamos conseguido alzar la voz, poner encima de la mesa que el machismo, las violaciones y los asesinatos fueran tema de debate y de agenda política. Pero ahora, dada la emergencia sanitaria en la que se halla sumido el país, las mujeres maltratadas han retrocedido a pasos agigantados, pensemos que ellas sufren el confinamiento bajo el mismo techo que el maltratador día y noche y por orden del Gobierno. Si era difícil salir airosa de un proceso de violencia machista, ahora debe ser como vivir en la mismísima antesala del infierno. Ahogando sus gritos de auxilio, ahogando su miedo, ahogando el dolor. Tras el fin del Estado de alarma, aflorarán cientos de casos, eso, si sobreviven al virus, y al machismo, que para mí es lo mismo, de hecho, al coronavirus lo venceremos, pero a la violencia machista lo dudo mucho más.
            Por las silenciadas, las maltratadas y las asesinadas.

            Hermanas: ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla
            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Abr 15 2020

            KUADERNO DE BITáGORA Kap.25

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 2:47

            Cuaderno de Bitácora 14 de abril.

            Desde que trabajo en el hospital bajo la amenaza del Covid-19, no han sido pocas las veces las que he verbalizado a diestro y siniestro que esta situación desde todos los ángulos se ha convertido en una gran prisión.
            Una cárcel para las personas confinadas, hay gente como ni?@s o mayores que no han vuelto a salir de casa en ningún momento.Una cárcel para quienes estamos trabajando, desde que comenzara el Estado de Alarma, exhaustos y sin descanso en sectores indispensables arriesgando la propia salud, sin escapatoria. Una cárcel es la vida de los pacientes de Covid-19, muy enfermos, sin poder recibir visitas de familiares y sin posibilidad alguna de salir si quiera al pasillo a andar, debiendo permanecer en las habitaciones día y noche a puerta cerrada.
            En estos días también me acuerdo de la situación que estarán pasando los auténticos presos desde sus celdas. O peor aún, las personas condenadas a vivir en un CIE. De por sí ese mundo penitenciario es totalmente opaco y no solemos tener noticias de lo que ocurre con esas personas tras las rejas. Las prisiones son un fracaso social, es donde hacen aguas las sociedades menos desarrolladas en valores democráticos, feministas y humanos.
            Si las Residencias de mayores no han tenido medios para combatir la propagación del virus, qué no estará pasando en las prisiones no solo de Espa?a, sino del mundo. Y no me estoy acordando y refiriendo al estado de salud y bienestar de presos como Díaz Ferrán o Urdangarín, los cuales ni siquiera estoy segura de que sigan en prisión, sino a gente como l@s chic@s de Altsasu o a Alfon o a los presos comunes. Sí, también los reclusos tienen derecho a invocar al artículo 43 de la Constitución.
            El sufrimiento humano no me es ajeno en ninguna circunstancia ni lugar, y es obvio que el Covid-19 no se va a detener tampoco ante los muros de una prisión. Para elevar a Derechos Humanos y Universales nuestra condición de Sociedad moderna y democrática, hemos de avanzar en materias de educación, integración, dignidad, justicia y libertad.

            Para las madres de l@s Chic@s de Altsasu.
            ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla
            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Abr 15 2020

            KUADERNO DE BITáGORA Kap.24

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 2:45

            Cuaderno de Bitácora 13 de abril, víspera de la conmemoración de la II República espa?ola.

            Soy una auxiliar de enfermería Republicana. Eso lo saben mis compa?eras del Hospital 12 de Octubre, del Virgen de la Poveda o de aquella Resi tan elitista en la que trabajé en 2003 llamada San Luis de los franceses, en cuyas noches de guardia me leí 1873 I República Espa?ola de Fernández-Rúa.
            Todos los a?os los días previos y posteriores (y muchos más del a?o) al 14 de abril, llevo mis pendientes republicanos a trabajar. Normalmente nadie repara en ellos porque desconocen los colores de la bandera republicana, pero me produce mucha alegría que de vez en cuando alguien se dé cuenta y diga: bonitos pendientes. Este a?o como vamos desprovistas de cualquier complemento para trabajar, ni una triste crema hidratante llevamos, no podré comentar bajo la alegría de los pendientes, mi habitual proselitismo republicano como parte de la solución y punto de partida para alcanzar la democracia.
            Con pendientes o sin ellos mi postura es siempre clara y manifiesto abiertamente mi posición anti monárquica. Entre otras cosas que tienen que ver con mi ámbito profesional, nunca entendí que los hospitales públicos lucieran nombres de la familia real y mucho menos que nadie se escandalizara por ello, por ejemplo en Parla (Madrid) el hospital se llama nada menos que Infanta Cristina, ?no es ofensivo???
            Mi discurso allá donde he ido ha sido visceral, aunque me costase perder simpatías entre la tropa sanitaria, y ahora más que nunca sigo en mis tesis anti Felipe, anti Amancio Ortega, anti Florentino Pérez, anti Roig… Ese mare magnum monárquico-empresarial que se empoderó al calor del Cara al Sol de Franco es a lo que hay que combatir sí o sí.
            Porque es esta Patronal quien están dispuesta a arriesgar la vida de los trabajadores en Espa?a, antes que arriesgar el Capital de sus empresas. ?Alguien cree que no tienen bastante solvencia para aguantar la crisis y tener que someter a sus trabajadores a ser contagiados? Y aunque así fuera, si estamos muertos, qué más da. Se amparan en la connivencia del Gobierno, y aquí voy a ser implacable, lo que no es, no es. Yo no soportaría volver a la situación inicial de contagiados y fallecidos. Esto NO ES UN JUEGO, es traspasar la delimitación impuesta por el COVID. Los empresarios no se enteran de que no estamos bajo las leyes del mercado y de la cotización en bolsa, sino bajo las normas biológicas de un virus que no se detiene ante nada, salvo al estricto confinamiento.
            Por mis abuelas que les fue arrebatada la República y representan a las abuelas de toda la clase obrera, hoy más que nunca SALUD, REPúBLICA y NI UN PASO ATRáS.
            ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla
            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Abr 13 2020

            KUADERNO BITáGORA Kap. 23

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 12:35

            Cuaderno de Bitácora 12 de abril

            Una de las secuelas físicas que me está dejando la nueva indumentaria hospitalaria, son peque?as heridas en las orejas a causa de las apretadas mascarillas de los EPI 2. Es alentador que con la iniciativa personal se inventen artilugios o fórmulas para para que nos da?en lo menos posible las mascarillas o gafas y se exporten ideas colectivamente para el interés general, lógicamente a ninguna compa se le ocurre vender su idea a cambio de dinero. Dicho así parece sencillo poner en común la creatividad desinteresada para facilitarnos la jornada las unas a las otras.
            Pero, ?por qué después parece tan difícil cuando es a otros niveles?
            Hace muchísimos a?os leí con ávido interés La doctrina del Shock de Klein o El Gobierno en el futuro de Chomsky, y ambos vienen a darnos golpes certeros de terrible realidad, cargadas de un futuro demoledor que es ya el presente de ahora. Ni Gobierno, ni pueblo pueden tolerar que las élites empresariales aprovechen la situación de caos planetario generada por el Coronavirus, para seguir asfixiándonos y fortaleciéndose a todos los niveles a costa de la víctimas. No os quepa duda: NOS VAN A APLASTAR.
            Y ésos que nos van a aplastar ya nos recortaron en Sanidad, Educación, Dependencia, Derechos Laborales, Libertades públicas…
            ?Vamos a seguir tolerándolo?

            Amig@s, por lo único que debemos apostar a día de hoy es por SALVAR LA VIDA. Después del shock post Coronavirus sobreviviremos solamente poniendo el listón social muy alto:
            . Sanidad, educación y seguridad social universal, gratuita y de calidad.
            . Recuperación para el Estado de las rentas y usos que produce la explotación de recursos naturales y control de empresas estratégicas de servicios públicos, siendo así satisfechos los derechos fundamentales.
            . Legislación laboral que reconozca y mejore los derechos de la clase trabajadora.

            No merecemos menos. Como dije al principio, si somos capaces de organizarnos con inteligencia colectivamente, por qué no exigir que:
            ?Todo el poder sea para el pueblo!

            Por mi madre, y la de tod@s.
            ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla
            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Abr 12 2020

            KUADERNO BITáGORAS Kap. 22

            Tag: Kalvellidografíakalvellido @ 11:57
            Cuaderno de Bitácora 11 de abril

            En estos días de confinamiento (para los demás), me acuerdo mucho de las personas que no tiene edad o capacidad para entender este mundo de locos que les condena a estar encarcelados. Me pregunto cómo estarán los miles de ni?os y ni?as que ven pasar sus días sin carreras ni juegos, sin relación con sus iguales, sin haber visto físicamente ese monstruo asesino del que tanto hablan, sin embargo, ahí está la gente menuda, soportando la condena o tal vez haciendo partícipes de esa condena a sus abnegados progenitores, quién sabe qué condena es peor.
            Me pregunto cómo estarán llevando la reclusión las personas con problemas de salud mental, en quienes es con toda seguridad difícil sobrellevar una vida “normal”, más aún cuando es obligado vivir de manera aislada y por tiempo indefinido.
            Me pregunto cómo estarán esas extensas familias que viven en pocos metros cuadrados por razones económicas, como es el caso de muchos barrios pobres de Madrid, donde debe ser complicado no contagiarse si un solo de sus miembros llega a estar enfermo.
            Cuánto por hacer a la vuelta, cuántos descosidos por arreglar. Ojalá que lo que dejemos para siempre en estado de reclusión sea el individualismo, el egoísmo habitual de la vida de las ciudades, y empecemos a preocuparnos por la salud y bienestar de tod@s, y a poder ser desde una perspectiva feminista, ecologista y multiétnica.
            ?Venceremos!

            Tania Pasca Parrilla

            #estadoalarmaTEA

            #MasSanidad ??
            #MenosCorona ????


            Página siguiente »